Atragantamiento en bebés

imageDesde que nació Daniela hace algo más de 1 año, hemos ido pasando por diferentes etapas. Primero la lactancia (si queréis recordar alguno de estos post pinchar aquí ); Luego en que posición debía dormir (recordar aquí) y después el reflujo que nos trajo por el camino de la amargura (recordar aquí). ¡No paraba de buscar información en internet! y de hecho, fueron estas inseguridades y que fue en los blogs donde muchas veces encontré ayuda y comprensión, lo que me llevó a escribir uno.

A lo que iba, ahora estamos en la etapa del atragantamiento. Ese momento en el que quieres empezar a darle ya comida en trocitos pero se atraganta. La situación es la siguiente:

Te decides, después de mucho pensar, a darle potitos con trozos porque piensas que si no, nunca se va a acostumbrar ¡ah! y como no, porque la hija de tu amiga ya come comida normal desde hace un montón; Se atraganta, y tu te agobias y piensas ” no tengo necesidad de pasar estos sustos, cuando esté preparada ya lo intentaré” pero al día siguiente vuelven las dudas “se va a quedar atrás y luego ¡¡no va a saber comer!!” y ya te la imaginas con 7 años y comiendo potitos todavía.

Precisamente estos días parece que estamos superando esta fase y ya come mucha de nuestra comida un poquito deshecha con el tenedor. Como siempre digo cada niño tiene sus ritmos y aunque es cierto que nos agobiamos, no hay motivo, poco a poco lo van logrando, en unas cosas irán más adelantados y en otras más despacito. No hay que forzar, pero sí es cierto, que cuanto antes los acostumbremos primero a los grumos, y luego a los trocitos, mejor, porque cada vez les costará más.

Para empezar, están bien estas galletas para bebés, eso sí, no nos debemos confiar y hay que estar muy atentos por si se atragantan.

Atragantamiento en bebés de menos de un año

Atragantamiento en bebés: Golpes en la espalda

Un bebé que se está atragantando puede ser incapaz de llorar, toser o respirar.

  • Coloca al niño boca abajo a lo largo de tu antebrazo o sobre tu muslo, con la cabeza baja y apoya su cabeza.
  • Da hasta cinco golpes firmes en la espalda del bebé en la espalda con la parte de la mano que está entre la palma y la muñeca.
  • Detente después de cada golpe, para comprobar si el atragantamiento del bebé ha cesado. Para ello, observa el interior de la boca del bebé y elimina cualquier obstrucción que veas. No metas los dedos en la boca del bebé ya que a menos que puedas ver y llegar a la obstrucción, podrías empujarla más adentro y podría empeorar el atragantamiento.
  • Si la vía aérea sigue bloqueada, aplica hasta cinco compresiones en el pecho (ver más abajo)
  • Detente después de cada compresión para comprobar si el atragantamiento ha cesado.

Si las vías respiratorias del bebé todavía están bloqueadas después de tres ciclos de golpes en la espalda y compresiones en el pecho, debes pedir ayuda.

  • Llama a una ambulancia inmediatamente. No dejes al bebé sólo, mantenlo contigo.
  • Continúa con los ciclos de golpes en la espalda y compresiones en el pecho hasta que llegue la ayuda.

Compresiones de pecho en bebés de menos de un año

Compresiones de pecho en bebés

Para atragantamientos en bebés de menos de un año, se usan las compresiones de pecho en una emergencia para desbloquear las vías respiratorias en caso de atragantamiento.

  • Coloca al bebé con su espalda a lo largo de tu antebrazo de forma que su cabeza y su espalda estén apoyadas.
  • Aplícale hasta cinco compresiones de pecho. Para ello, usando dos dedos, presiona hacia adentro y hacia arriba (hacia la cabeza) contra el externón del bebé, un dedo por debajo de la línea de los pezones.
  • Comprueba si el atragantamiento ha remitido tras cada compresión. No intentes quitar la obstrucción con los dedos a no ser que seas capáz de ver y agarrar lo que produzca el atragantamiento ya que, en caso contrario, podrías empujarla hacia adentro.

Complicaciones de un atragantamiento

Una vez que las vías de aire del bebé se han despejado, parte del material que causaba el atragantamiento puede quedarse ahí y crear complicaciones más adelante. Si el bebé todavía tiene tos o si le resulta difícil tragar, necesita ver a un profesional urgentemente.

 

Esta información pertenece a la página de primeros auxilios: Podéis acceder aquí

 

Un beso y gracias por los comentarios.

 

Anuncios