Los Terribles 2 Años

Se acercan los 2 años de nuestra muñeca, que por momentos se convierte en nuestro pequeño “monstruito”, damos gracias a que es bastante buena, pero eso no nos libra de las rabietas pertinentes propias de la edad y algún que otro manotazo o que empuje a otros niños. En el caso de mi hija es como un Gremlin es muy buena, pero si no duerme su siesta pertinente, ¡Sálvese quien pueda! Todo se convierte en susceptible de provocarle una rabieta. Además, todo lo que existe en el mundo es suyo y si algún niño le quita alguna de sus cosas, e incido en que es bien fácil porque todo es suyo, que se atenga a las consecuencias…

Bueno, soy consciente de que todas estas cositas, aunque duras, son normales, y no debemos pensar que lo estamos haciendo mal porque nuestro hijo diga continuamente que “no” lo cual sirve para afianzar su independencia, o que tenga rabietas porque todavía no sabe manejar sus emociones, o pegue de vez en cuando. Esto no significa que no debamos hacer nada; en cuanto a las rabietas, aquí tenéis un post que escribí hace tiempo sobre cómo debemos actuar. En cuanto a pegar a otros niños es importante que reaccionemos inmediatamente en cuanto veamos esta actitud, a ser posible, siempre de la misma forma. Una buena manera es apartarlos de la actividad explicándole que si pega, no puede jugar con otros niños. Unos minutos será suficiente y antes de que vuelva a jugar es importante que le dé un abrazo o un besito al niño “agredido”. ¡Ojo! no debemos esperar a la 4ª vez para regañarlos, si no les será más complicado asociar la conducta negativa con el efecto que produce (el castigo).

Pero… los terribles 2 años no son tan terribles, tienen muchas cosas buenas. Empiezas a poder mantener pequeñas conversaciones con ellos, todo les entusiasma, tienen mucha imaginación y empiezan con el juego simbólico. Me encanta ver a mi hija jugar con las muñecas y como les dice:

– Buf! Huele a caca!-

– Caca no, sólo pis-

– Poner pañal sequito-

Jajaja, revive las experiencias del día con su muñeca.

¡Mucho ánimo a todas para sobrellevar esta etapa y no olvideis disfrutarla que es mágica e irrepetible!

¡Hasta pronto!image1

10 cosas que cambian de 0 a 1 hijos.

 

 

Durante mi embarazo pensé mucho en el tema de como me cambiaría la vida con un hijo y ahora pienso de como me cambiará si tengo otro. Supongo que os habrá pasado. Así que se me ocurrió hacer una entrada sobre esto y luego pensé un poco más a lo grande y se  me ocurrió lo siguiente, espero que os guste.

NORMAS

– Escribir el post sobre como cambia la vida de 0-1 niños, de 1-2 niños, de 4-5 niños… con el título ” 10 cosas que cambian de 0-1 hijos” o ” 10 cosas que cambian de 1-2 hijos” y así sucesivamente.

– Poner un link a esta página para conocer las normas.

– Promocionarlo en las redes sociales con el hastag #de0a1hijos, #de1a2hijos y así sucesivamente. Así todo el mundo lo podrá buscar fácilmente.

– Escribir un comentario en la entrada de los blogs que participen enlazando vuestra propia entrada para que la gente pueda visitaros.

– (opcional) Podéis invitar a otros blogs a que participen, hacérselo saber por las redes sociales o con un comentario en el blog que os gustaría que participasen.

¿Fácil no? Espero que os animéis a participar!! Y aquí va mi post!!

 

10 COSAS QUE CAMBIAN DE 0 – 1 HIJOS

1. No tienes intimidad o muy poca, primero todo el día colgada de la teta y ahora tengo un rabito que me acompaña hasta a hacer pis.

2. Relacionado un poco con lo anterior, la intimidad de pareja también cambia, soy muy celosa de mi intimidad en lo que a estos temas se refiere, así que no hablaré de           este tema, pero la realidad es que algo cambia, sobre todo cuando son bebés, y tienes que poner de tu parte para que funcione.

3.  Es algo muy curioso, pero de pronto te conviertes en la madre de cualquier niño desamparado que te encuentres. Si ves a un niños llorando o triste, enseguida                        empatizas con él, te sientes como su madre y te da una pena horrible. El otro día vi en el parque como un niño pequeñito se hacía una herida bastante aparatosa y me         entró una angustia importante pensando que podía ser mi hija, solo me faltó llorar, me convertiría en la loca del parque. (Fina la endorfina, sería un nuevo espécimen         del parque para comentar, “la loca que llora por niños que ni siquiera son suyos”).

4. Otra cosa que echo de menos es poder leer un buen libro con calma. Yo no se el resto, pero yo entre trabajar, estar con mi hija y el blog, no tengo mucho tiempo para           leer. A lo mejor algún día por la noche, pero muy de vez en cuando, puedo leer alguna hoja, ja,ja.

5. Se acabó el estar en la playa de relax o ir a unas vacaciones de relax. Lo pasareis genial, pero relax, relax, va a ser que no.

6. Eso sí, descubriréis un amor que nunca habéis sentido. Desde que está en el vientre ya se siente ese amor y desde el momento en que le ves la carita, ya es imparable.         Mi sentimiento es que no puedo querer más a nadie. Ya me diréis las que tenéis 2 o más, que pasa cuando llega el segundo y el tercero…. A mí me da la imprensión de         que no me cabe más amor en el cuerpo, supongo que habrá algún hueco por si viene otro algún día.

7. Económicamente también es un gasto, tener un hijo es carillo para que nos vamos a engañar.  Cambias el comprarte un bolso estupendo por comprarle ropita a tu niño,     pero con gusto eh! Eso sí, un niño con más dinero no tiene que ser un niño más feliz, mientras tenga sus necesidades básicas cubiertas, lo demás nos lo curramos                 nosotros.

8. Las horas de dormir se reducen, y lo digo yo que mi hija es una marmotilla, pero a veces te apetece quedarte en cama hasta las 12 y como que no, o quieres dormir una      siesta y a tu hija resulta que no le apetece, pues na´ que te quedas sin siesta, a veces da una rabia….

9. Nunca te aburres, siempre tienes que buscar algún plan para hacer con ellos y entretenerlos. Y cuando están en esa etapa simpática a partir del año, que no paran de hacer y decir monerias, ¡como para aburrirte con ellos!, son geniales.

10. Vuelves a ser niño otra vez. A mí esto me encanta. Vuelves a jugar con muñecas, con balones, a las cocinitas, vuelves a ver dibujos animados (que por cierto te parecen una mierda porquería y quieres que vuelvan los que tú veías de pequeña), disfrutas de nuevo con la navidad, los cumpleaños, Halloween…Los libros que tienes tiempo a  leer son los cuentos que le lees a tu hija antes de dormir..

 

Espero que os haya gustado, he tratado de ser realista y contar la verdad de como yo lo he vivido, podría decir mil cosas más, pero ya os las contarán otras blogers.

 

Por último, me gustaría invitar a participar de esta idea a estos blogs que sigo, porque son geniales os animo a que los visitéis si no los conocéis ya, espero que os animéis a contarnos vuestra experiencia con vuestras distintas situaciones.

desmadreando

nosoyunadramamama

lamadretigre

batallitas de mamá

diariodeunaendorfina

 

Un beso enorme y hasta la próxima!!

Ser mamá, un trabajo 24 horas

IMG_3183

 

Hoy por la noche estaba durmiendo plácidamente cuando escucho “agua, agua, agua” rápidamente cojo el vaso de agua que tengo en la mesilla medio dormida, para darle de beber a mi hija, cuando me doy cuenta de que ella duerme plácidamente en la cuna y no ha dicho ni mu. Procedo a seguir durmiendo  y al cabo de un rato, noto como  mi marido se gira en la cama y rápidamente lo agarro como una loca para que no se caiga de la cama pensando que era Daniela, lo peor, pero cierto, es que Daniela hace más de 6 meses que no duerme con nosotros. Esto solo viene a demostrar que ser mamá es un trabajo 24 horas, que incluso por la noche, mientras dormimos, una parte de nosotras está pendiente de nuestros polluelos.

Cuando nos convertimos en mamás, empezamos el trabajo más importante y duro de nuestra vida. Nos convertimos en enfermeras, cocineras, psicólogas, profesoras, economistas.. Y lo que es más complicado, tenemos que hacerlo bien, porque lo más importante de nuestras vidas está en juego, pero nadie nos explica cómo, debemos ser autodidactas y muchas veces aprender de la experiencia, ensayo-error.

Además es un trabajo que requiere mucho esfuerzo físico y mental, que no está remunerado y no cotiza para la seguridad social; Es más, en Diciembre, en lugar de cobrar la paga extra, tenemos que agudizar el ingenio más que nunca para que el dinero alcance para todos los gastos propios de este mes. Por no hablar de las bajas, ni enferma puedes estar, o de la vacaciones, porque para que nos vamos a engañar, yo sin mi hija no disfrutaría plenamente de las vacaciones, pero con ella, a pesar de pasarlo genial, no es un viaje de relax precisamente, ya que tenemos que seguir trabajando, pendientes de todo y de todos.

Otro tema es cuando tenemos que trabajar de noche, toda la noche en vela porque tiene mocos e igual se atraganta o pendientes de que no les suba la fiebre… y al día siguiente ¿dónde está el que viene a hacer el turno de mañana? pues nada, que nunca aparece y te toca a ti otra vez.

Ser mamá es lo más maravilloso del mundo, unas escogen ser mamás como trabajo único; Otras escogemos tener dos trabajos o más. Pero en cualquiera de los dos casos, felicidades a todas las supermamás, porque aunque no es fácil, lo vamos logrando. Y no hace falta decir que a pesar de no ser un trabajo remunerado, su sonrisa y bienestar, nos es más que suficiente para seguir “trabajando” en el que será el proyecto más importante de nuestra vida.

Un besito para todas ¡Feliz semana! y recordad que estáis haciendo algo grande.

 

Síndrome de hellp

image

 

Hoy voy a hablar de nuevo de este síndrome porque tuve la desgracia de vivirlo en mis propias carnes. Se que no es algo habitual, por suerte, pero sucede más de lo que nos pensamos, por eso no está de más conocer los síntomas, aquí los podéis recordar.

Yo tuve un embarazo estupendo y nunca imaginé que algo así me pudiese pasar, pero me pasó. Hasta recuerdo que en las clases de preparación al parto cuando hablaban de las cesáreas yo no le prestaba  mucha atención, porque no contaba con ello, si todo iba genial y la niña estaba ya colocada ¿Qué podía pasar?  De hecho, cuando me dijeron que me iban a hacer cesárea lloré un poquillo, lo reconozco, porque no era lo que tenía planeado. También tengo que decir que ahí no era consciente de lo que pasaba y de que lo de la cesárea no era lo importante, sino que mi bebé y yo sobreviviésomos al síndrome, que en ese momento no sabía que tenía, ni lo que era. La verdad que me mintieron mucho, pero fue por mi bien. Si queréis conocer la historia completa de mi parto, podéis recordarla aquí.

El caso es que hoy he vuelto a hablar de este tema porque mañana es un día importante para mí,y como siempre me gusta compartirlo con vosotras. Tengo cita con el ginecólogo para que me de los resultados de las pruebas que me han hecho este verano, las cuales determinaran si me ha quedado alguna secuela, y que posibilidades tengo de que me vuelva a suceder en un futuro embarazo. Siempre os he dicho que me encantan los niños y me gustaría tener 3 hijos, esto a día de hoy lo veo complicado, tanto por el tema económico como por el hecho de que no quiero correr tanto riesgo 2 veces más. Pero a no ser que mañana me digan que sería correr mucho riesgo, un hermanito sí me gustaría darle a Daniela en un futuro. Estoy escribiendo y hasta me estoy poniendo nerviosa por momentos.

Soy consciente de que la primera vez tuve mucha suerte. Cuando me sucedió esto me puse a investigar y me encontré con que poco se sabe de este síndrome. Me uní a un grupo de facebook “Síndrome de Hellp durante y después del embarazo”  que me sirvió de mucho, su fundadora lo sufrió y perdió a su hijo. Ahí he encontrado apoyo y comprensión, pero también he conocido infinidad de historias muy tristes. Tengo muchos miedos ¿y si mi hija se queda sin madre tan pequeñita? ¿y si pierdo un hijo? ¿Cómo se supera eso? Pero como no quiero ponerme triste y este es un blog con altas dosis de positivismo, también os diré que hay muchas chicas en este grupo que han tenido hijos después de esto, lo cual da mucha esperanza de poder lograrlo. Eso sí, cuando me quede embarazada vais a tener que soportar algún que otro post sobre mis miedos, será un embarazo complicado, psicológicamente hablando. Pero sé que estaréis ahí detrás, dándome fuerzas.

Mañana os cuento que tal ha ido todo y que me han dicho, estoy super nerviosa.

¿Conocíais este Síndrome de Hellp? Si sabéis de alguien, o vosotras mismas, que haya sufrido preclampsia o este síndrome y haya tenido más embarazos con éxito no dudeis en contármelo, por favor.

Un besito y cruzad los dedos ¡por favor!

 

 

Conciliación vida familiar y laboral

¡Hola a  tod@s! Como os dije la semana pasada he decidido hacer algo especial (a ver que os parece el invento)  Así que aquí os dejo un vídeo sobre la conciliación familiar y laboral que no es nada fácil y a todas nos preocupa mucho.

El objetivo del vídeo es pasar un rato con vosotras, demostraros que no sois las únicas a las que os preocupa este tema y contaros un poquito que es lo que hago yo en el día a día para organizarme lo mejor posible, quizá hay alguna cosilla que os pueda servir de ayuda o podéis vosotras darme algún consejillo,  a mí o al resto de las lectoras, que nos facilite las cosas.

Espero vuestros comentarios sobre el vídeo.

 

Un besito!

 

 

Lactancia materna

Hoy me gustaría hablar de un tema muy importante para todas las mamis, la lactancia materna. siempre desde mi punto de vista y de mi experiencia.

Mi parto, como ya os he contado, fue por cesárea y además tuve que estar separada de mi bebé durante día y medio, por lo que durante este tiempo, le dieron biberón.
Ni la cesárea. ni el hecho de haberle dado biberón ha influido en que yo le pudiese dar el pecho a mi niña. Creo que nos meten mucho miedo con este tema y si seguís vuestro instinto y tenéis en cuenta una serie de recomendaciones seguro que os irá fenomenal.
Primero de todo os diré que dar el pecho no duele, al principio molesta un poquito, como me dijo la enfermera “es como si de repente empiezas a chupar un brazo sin parar, te acaba molestando hasta que te acostumbras” pero repito, no debe doler!!! Si notáis que os duele debéis separar al bebe, metéis el dedo meñique y sacáis el pezón, y lo volvéis a intentar.
Algo muy importante es que no vayáis con el pezón a la boca del bebé, debéis acercar al bebé y dejar que sea él el que lo busque y lo encuentre. De esta manera abrirá bien la boca y cogerá el pezón y también la areola, no solo el pezón.
No hagáis caso de las metomentodo que todo lo saben y entienden. tenéis leche suficiente, cuanto más pongáis al bebé al pecho más leche tendréis y vosotras ya sabréis si tiene hambre o no que nadie os mangonee. La gente tiene una manía de meterse, sobre todo en estos temas….
Para cualquier cosa aquí estoy y espero haberos animado con este tema, yo por lo menos, antes de dar a luz estaba aterrada y ha resultado ser maravilloso!!