¿Síndrome de hellp?

Primero de todo mil gracias por los comentarios y los ánimos. No me canso de repetir lo contenta que estoy por la cantidad de visitas que está teniendo el blog, que me motiva muchísimo para seguir haciendo cosas nuevas e interesantes. Tengo algunas ideas en la cabeza que espero que os gusten.

Ayer os conté que hoy tenía una cita importante en relación al síndrome de hellp que sufrí en el embarazo de mi hija, podeís leerlo en el post anterior, Pués os diré que ha ido regular. Me han dicho que la cicatriz de la cesárea no ha quedado muy bien, me dijo un nombre técnico que no recuerdo; Por lo tanto si hubiese un segundo embarazo casi seguro que sería otra cesárea. Como os podéis imaginar esta idea no me emociona demasiado, pero es lo que hay.

Por otra parte, me dijo que en mi expediente ponía que se desaconsejaba un segundo embarazo. Pero él me dijo que tampoco era así, que lo podía intentar, que iría por alto riesgo y que obviamente tenía más posibilidades que otra persona que no lo hubiese sufrido de volverlo a padecer, pero tampoco tenía porque. Que debía acudir a una cita prenatal en alto riesgo para que me informasen. El problema es que de este síndrome se sabe muy poco, como ocurre con la preeclampsia. Solución, buscarme un médico privado especialista en síndrome de hellp y/o preeclampsia. En Vigo no encuentro ninguno y por internet he estado viendo el Hospital Quirón en Madrid, parece que tienen especialistas en estos temas.

Si alguna de vosotras conoce algún especialista en estos temas o en embarazos de alto riesgo que me lo haga saber. O si alguna ha dado a luz en el hospital Quirón o en la Rubert  que me cuente su experiencia por favor. (Supongo que me lo cubre el seguro aunque sea fuera de mi ciudad).

Muchísimas gracias por vuestra ayuda y ánimos.

¡Un beso a todas! y a disfrutar de los peques, ¿qué no haríamos por ellos?

 

 

 

Sindrome de Hellp

Esto es lo que me ocurrió en mi embarazo y me parece interesante hablar de este síndrome, cuales son sus causas y señales de alarma para acudir al hospital.

Por lo que he averiguado no se sabe muy bien que es lo que causa este síndrome, pero las futuras mamás podeis estar tranquilas, es algo muy raro que solo ocurre en 1 de cada 1000 embarazos aproximadamente.

Aún así, me parece importante estar atentas a los síntomas, yo sufrí algunos de ellos, y por ignorancia pensé que era normal.

  • Retención de líquidos o un aumento de peso en exceso.
  • Dolor de cabeza.
  • Tensión alta.
  • Ver lucecitas (a mi me ocurrió esto unos días antes, pero como fueron solo unos segundos no le di importancia)
  • Dolor en la boca del estómago, como si te apuñalasen.
  • Vómitos o náuseas.
En cuanto a futuros embarazos, algo que me preocupaba mucho, tres gines me han dicho que tendrían que controlarme mucho la tensión, pero que no tiene porque volver a ocurrir. Así que en un futuro iré a por un segundo bebé y cruzaré los dedos para que todo vaya bien.
Si alguien ha pasado por esto, que sepa que hay grupos de apoyo, mucha gente no ha tenido mi suerte y han perdido a sus bebés o le han quedado secuelas. Y que pueden contar conmigo para resolver las dudas en la medida en la que yo pueda o para desahogarse y contar sus historias.

mi parto 2/2

Yo estaba muy asustada sobre todo cuando llegó la gine y me dijo que tenía que hacerme una cesárea de urgencia que tenía un sindrome de hellp. No me lo podía creer!! siempre había imaginado un parto al lado de mi marido, bonito y saliendo del paritorio con mi bebe a mi lado. Esto no estaba siendo como yo me lo esperaba, pero si no daba a luz ya, mi vida corría serio peligro.

Entré en el quirófano y mientras, a mi marido le decían que el bebé estaba bien pero que no sabían si yo saldría del quirófano, aunque esperaban que todo fuese bien, que había muchos médicos y que ya me estaban poniendo la medicación, que esperaban haberlo detectado a tiempo.

Una vez en quirófano me trataron fenomenal y tenía una matrona a mi lado que me relajó mucho y me trató con mucho cariño. Yo decidí que fuera como fuese iba a disfrutar del momento y solo pensaba que pronto vería a mi bebe. Nunca olvidaré ese momento en que vi su carita por primera vez y la escuché llorar, me emociono solo de recordarlo.

Pude estar con ella solo unos minutos, preciosos, y luego nos separaron. Yo estuve un día en la UCI y mi bebe se fue con su papá a hacer el piel con piel, la echaba tanto de menos…

Al día siguiente me subieron a la habitación con ella, pero siempre tenía que estar acompañada porque había perdido mucha sangre y no me podía casi ni incorporar en la cama. A los 4 días por fin me pude quedar a solas con ella y ese es otro momento que no olvidaré jamás, lloré muchísimo, por fin la podía coger en brazos y me sentía capaz de cuidarla yo sola. Ya todo había terminado, las dos sanas y felices y preparadas para volver a casa con papá y comenzar juntos esta nueva aventura de formar una familia.